Tipos de piel

¿Cuáles son los diferentes tipos de piel?

Cada persona tiene diferentes tipos de piel en la cara. De hecho, ¿por qué a algunas les salen arrugas antes y a otras el acné se resiste en desaparecer? Conocer los diferentes tipos de piel es útil para poder encontrar productos concretos que resuelvan distintas necesidades. Por ejemplo, reducir el exceso de grasa o eliminar la descamación provocada por la sequedad cuando parece que no hay nada que pueda hidratarla con profundidad.

Afortunadamente, en Crude Beauty tenemos una  gran variedad de aceites esenciales y naturales para ti elaborados con ingredientes que la madre naturaleza nos proporciona. Creemos que no hacen falta aditivos ni componentes que puedan resultar irritantes para la piel. Así, una que sea sensible puede beneficiarse de aceites como el de caléndula que calmará las rojeces. Pero analicemos esto con más profundidad.

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo?

test: tipo de piel

Para saber cuál es el tipo de piel que tienes debes fijarte en tus propias necesidades. ¿Qué ocurre cuando no te pones ningún producto en el rostro? ¿Notas la piel tirante y que se descama con facilidad? Es muy probable que la sequedad sea el mayor de tus problemas y déjanos decirte que en invierno esto empeora. Por esta razón, es muy importante que empieces a cuidar tu piel desde ahora mismo porque lo vas a necesitar.

En el caso contrario, si observas brillos en tu frente o barbilla es probable que tengas la piel grasa. El verano es una estación del año que estamos seguros de que no te gusta nada, ya que a pesar de que acabes de lavarte el rostro, los brillos vuelven a aparecer con una gran facilidad. Por lo tanto, aunque no te lo creas, los aceites naturales también te ayudarán en este caso. No te aportarán más grasa, sino que contribuirán a regularla.

Existen otros tipos, por ejemplo, está la piel normal o la mixta en la que se combina la sequedad con los brillos. Es cierto que es bastante difícil tratar este último tipo de piel, aunque esto no quiere decir que vaya a ser imposible. Dada la complejidad de cada caso, veremos de forma más pormenorizada cada uno de ellos y te recomendaremos un aceite para tu situación en particular. Seguro que te irá estupendamente.

¿Cuáles son los cinco tipos de piel y sus características?

Quizás no sabías que existían hasta 5 tipos de piel. Puede parecerte una cifra exagerada, sin embargo, no lo es en absoluto. Cada uno de ellos tiene unas necesidades distintas y, tal vez, ahora sepas un poco más sobre el tipo con el que tú te puedes identificar. Pero, si te quedan algunas dudas, con esta lista estamos seguros de que vas a resolver todas las preguntas que todavía podías tener. ¿Cuál será tu tipo de piel?

1. Piel normal

La piel normal se caracteriza porque no es reactiva y apenas le afectan los cambios de estación. Es cierto que durante el invierno puede que la notes algo más seca, pero al usar cualquier producto hidratante como el aceite de naranja ya se solucionan todos los problemas que hayas podido tener. Es una piel muy agradecida, suave al tacto y sin imperfecciones, aunque esto no quiere decir que no la cuides. Así que ¡enhorabuena!

2. Piel seca

La piel seca suele presentar tirantez, descamaciones, picor y es muy posible que aparezcan líneas de expresión marcadas en edades todavía tempranas. Es uno de los tipos de piel que más sufren, ya que necesitan de una hidratación extrema. Para que recupere su luz y no esté tan apagada, el aceite de onagra y macadamia es una excelente elección. Eso sí, conviene que seas constante con su aplicación, tu piel no admite olvidos.

3. Piel sensible

La piel sensible puede a veces acompañar a todos los tipos de pieles desde la normal, hasta la seca o la grasa. ¿Cuándo te aplicas un aceite o crema se vuelve roja? ¿El frío o el calor provocan la misma reacción? Pues, entonces, tu piel es sensible y es que reacciona ante cualquier elemento. Por eso, debes tener mucho cuidado con los productos que utilizas. El aceite de caléndula y argán es una de las mejores opciones para ti.

4. Piel grasa

La piel grasa la vas a poder identificar muy bien. Ponte enfrente de un espejo y si ves poros abiertos, puntos negros, granitos y brillos, no hay duda, tienes este otro de los tipos de piel. Puede que te preocupe usar aceites, pero en Crude Beauty nuestros aceites no producen granos ni aumentan la grasa. El aceite de rosa mosqueta y lavanda puede ser ideal, ya que te ayudará a corregir las cicatrices de tus granitos.

5. Piel mixta

La piel mixta es el último de los tipos de pieles que se caracteriza por combinar la piel seca y la piel grasa en tu rostro. La zona T (frente, nariz y barbilla) presenta las características de la grasa, mientras que en el resto la descamación y la tirantez hacen acto de presencia. Lo interesante es que utilices un aceite concreto para cada una de estas áreas, ya que no hay ningún producto que sea capaz de abordar las dos al mismo tiempo.

¿Ahora ya sabes con cuáles de estos tipos de piel te identificas? Esperamos que te animes a probar algunos de nuestros aceites esenciales. Son totalmente naturales, hechos al 100% con productos que tan solo te permitirán obtener beneficios. Asimismo, tu piel los absorberá por completo aprovechándose de todas las ventajas que tienen. No esperes más. Cuida tu piel desde el primer momento. Con el paso del tiempo lo agradecerás.

Deja un comentario