¿Qué es una doble limpieza facial?

La doble limpieza facial es imprescindible en el mundo de las rutinas del cuidado facial, pero ¿en qué consiste exactamente?, y ¿cuáles son sus beneficios? Hoy en crudebeauty.es te contamos de qué se trata este procedimiento y por qué se recomienda.

A lo largo del día, la piel atrae la contaminación y las bacterias transportadas por el aire y, si no se eliminan adecuadamente, podrían contribuir al envejecimiento y la pigmentación. Para que la piel de nuestro rostro luzca saludable, luminosa, fresca y suave, una buena limpieza es esencial; no solamente para eliminar el maquillaje, sino también toda la suciedad del día.

Los beneficios de una rutina de doble limpieza son infinitos, ya que limpia en profundidad evitando que cualquier tipo de residuo, maquillaje o sudor quede en tu piel. Además, una de las formas de combatir eficientemente los brotes cuando se tiene la piel grasa, es al usar un aceite limpiador al final del día.

¿Cuántas veces al día se hace la doble limpieza?

Idealmente, la doble limpieza facial debe hacerse dos veces al día: tanto por la mañana como por la noche. Por la noche, puede eliminar el maquillaje, el bloqueador solar e impurezas que se hayan acumulado en la piel durante el día.

En tanto que, por la mañana elimina el sudor y la grasa que segrega la piel durante la noche, así como los restos de productos de la noche anterior. Además, te preparará para tu rutina matutina de cuidado de la piel.

¿Qué es un limpiador de base acuosa?

Se trata de un limpiador a base de agua, cuyo principal objetivo es producir una limpieza profunda del rostro. Con este tipo de limpiador (es posible que lo hayas usado antes) se obtiene una limpieza más específica para cada tipo de piel.

Cuándo, cómo y con qué productos deberías hacerla

La doble limpieza es un ritual que, efectuado con los productos adecuados, la técnica adecuada y con perseverancia, arroja resultados sorprendentes.

La primera fase de la doble limpieza elimina la «suciedad aceitosa» de nuestra piel que a menudo es causada por productos para el cuidado de la piel, maquillaje, exceso de sebo, etc. Para ello, puedes emplear un limpiador a base de aceite de jojoba.

La segunda fase ayuda a la piel a deshacerse de la «suciedad acuosa» causada por la sudoración, las células muertas, el medio ambiente, los contaminantes, etc.

Cómo hacer una doble limpieza

No importa cuál sea tu tipo de piel, los pasos principales involucrados en la doble limpieza son los mismos:

  • Aplicar un aceite facial, bálsamo o agua micelar sobre la piel seca.
  • Utilizar tus dedos, una almohadilla de algodón o un paño suave para masajear el primer limpiador en tu piel.
  • Humedecer tu cara con agua.
  • Aplicar tu segundo limpiador y masajear la piel con las yemas de los dedos, un paño suave o un dispositivo de limpieza.
  • Enjuagar el limpiador y secarse la cara con palmaditas.

El proceso de doble limpieza puede variar un poco según las necesidades de tu piel. Es necesario seleccionar fórmulas que reequilibren la piel.

¿Por qué hacer doble limpieza?

La doble limpieza se ha convertido en imprescindible para quienes desean un rostro radiante, ya que la limpieza al final del día es muy importante y los resultados que se obtienen son indiscutibles: rostros lisos, brillantes y suaves. 

Tras aplicar esta técnica, se reduce la aparición de granitos y puntos negros y se mejora la textura de la piel.

¿Para quién es la doble limpieza?

La doble limpieza facial es un tratamiento para todo tipo de piel. Los productos de limpieza son muy transversales, dirigidos a todo tipo de pieles, especialmente en lo que respecta al aceite limpiador. Pero, tu necesidad de hacer una doble limpieza realmente depende de tu estilo de vida.

Cuándo hacer la doble limpieza

Es principalmente beneficioso por la noche cuando tiene que quitarse el maquillaje y el protector solar. Por la mañana, puede lavarse la cara solo con su limpiador habitual. ¿Lista para una rutina de doble limpieza paso a paso?

La primera fase

En esta fase, se emplea un aceite limpiador para eliminar el maquillaje y los restos de cosméticos. La razón es que los aceites de los protectores solares y varios productos de maquillaje son más solubles en las formulaciones a base de aceite.

El Aceite De Rosa Mosqueta Y Argan (Shine Anti-Aging), de Crude Beauty es adecuado para todo tipo de piel. Es un aceite esencial 100% natural, altamente regenerante, con propiedades hidratantes, restauradoras y antienvejecimiento.

Otras alternativas para esta primera fase podrían ser el agua micelar, una loción bifásica o una crema desmaquillante.

La segunda fase

La segunda fase busca limpiar en profundidad, eliminando las células muertas, la contaminación y la suciedad con un producto a base de agua. En este caso, las alternativas pueden ser gel, jabón exfoliante y espuma limpiadora.

¿Una tercera fase?

Completa tu rutina de limpieza con un tónico facial para mejorar la capacidad de desintoxicación de la piel. Para ello, recomendamos el Aceite De Naranja (Orange Essential), ya que al usarlo, podrás equilibrar el pH de tu piel, cerrar los poros, rejuvenecer y purificar tu piel.

Por otra parte, también es un hidratante y tiene un efecto tonificante, por lo que tendrás una doble rutina de limpieza aún más completa. Específico para todo tipo de pieles. ¿Qué estás esperando? ¡Pruébalo ya!

Por qué confiar en Crude Beauty

Los aceites esenciales de Crude Beauty tienen la certificación Bio, Vegano y Natural, por lo que los puedes utilizar con total seguridad, ya que garantizan una rápida absorción, son altamente eficientes y no dejan residuos en tu piel.

Están libres de químicos: sin sulfatos, sin parabenos, sin colorantes y sin aromas artificiales, para que puedas elegir el tipo de limpiador a base de aceite que mejor se adapte a tus necesidades. Por último, te invitamos a consultar nuestro sitio web en crudebeauty.es.

Deja un comentario