¿Cómo usar tus aceites esenciales?

Los aceites esenciales penetran en el organismo principalmente de tres formas: aplicados sobre la piel, inhalados o ingeridos. Dentro de cada una de ellas, existen muchos tipos diferentes de métodos de aplicación. Por ejemplo, los aceites esenciales pueden aplicarse tópicamente mediante compresas, pulverizaciones, baños o masajes.

Los aceites esenciales tienen múltiples beneficios para la salud, desde el cuidado de la piel hasta el alivio del estrés. La forma más habitual de utilizar los aceites esenciales es inhalándolos, ya sea directamente del frasco o utilizando un difusor o humidificador.

También se pueden diluir en un aceite portador y aplicar directamente sobre la piel. O puede ser creativo y añadir la mezcla a un jabón corporal, un champú o un baño

Recuerde que siempre debe tener cuidado con los aceites esenciales, sobre todo cuando los pruebe por primera vez. Esté atento a cualquier reacción adversa y preste atención a la potencia.

El aceite esencial que elija dependerá de su finalidad: ¿quiere que le ayude a mejorar su estado de ánimo o necesita algo para tratar una quemadura? No existe una lista definitiva que especifique qué aceite esencial se utiliza para tratar cada afección. Por ejemplo, mientras que los aceites esenciales de lavanda, manzanilla, albahaca e incienso suelen tener un efecto calmante y pueden ayudar con la ansiedad, la bergamota y el aceite de menta son estimulantes y pueden ayudar a las personas con depresión, esto es algo individual. Por lo tanto, hay que ser proactivo a la hora de investigar y hablar con aromaterapeutas cualificados u otras personas con formación en el uso de aceites esenciales.


¿Cómo elijo el método de aplicación de los aceites esenciales?


El método de aplicación elegido depende del efecto deseado y del aceite esencial seleccionado. Por ejemplo, algunos aceites esenciales irritan la piel debido a su composición química. Por ello, es necesario diluirlos más o utilizarlos por inhalación.

Una vez que haya comprado un aceite esencial, el método de aplicación dependerá de la afección a tratar y del efecto deseado. Algunos consejos:

El tratamiento de heridas suele realizarse mediante aplicaciones tópicas.
Los efectos sobre el estado de ánimo pueden tratarse mediante inhalación o aplicación tópica. Para una acción rápida, es preferible la inhalación.
Los baños implican tanto la inhalación como la absorción tópica.
Nota: Si no está seguro del método de aplicación de los aceites esenciales, consulte a un aromaterapeuta cualificado.

Deja un comentario